La Provincia de La Pampa se ubica en el centro del país presentando una posición estratégica con respecto al resto de las provincias y a los grandes puertos que relacionan a esta misma con el continente americano y el mundo. Esta ubicación privilegiada le permite a la provincia estar en contacto permanente con los mercados más importantes y desarrollar una comunicación fluida y un intercambio comercial y cultural constante con las provincias del norte, los oasis cuyanos, el resto de la Patagonia y el litoral atlántico. Como acceso a la Patagonia Argentina, ha consolidado un proceso de integración, trazando vínculos que conforman una unidad regional definitiva. Presenta una superficie de 143.440 km2 y una población de 318.951 habitantes, según el Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010.

Por estar posicionada en el centro del país, la provincia de La Pampa se encuentra enmarcada en una transición climática, entre el noreste subhúmedo y sudoeste árido, integrando el dominio de los climas templados y semiáridos. Debido a la presencia de estos dominios climáticos, las características ambientales de la provincia se pueden diferenciar en tres regiones: la región de la estepa (pastizal) ubicada al noreste de la provincia; la región del espinal (caldenal) situada entre el noroeste – sudeste; y finalmente, hacia el oeste, la región del monte (jarillal).

Desde el punto de vista socioeconómico, La Pampa se encuentra caracterizada por asimetrías territoriales, configurando espacios geográficos diferenciales. El espacio agropecuario, ubicado al este de la provincia, se caracteriza por la producción diversificada de oleaginosas, cereales y forrajeras y de ganado vacuno, principalmente destinado al mercado externo e interno. Posee el mayor capital construido de la provincia, con un elevado grado de urbanización y con la presencia de las principales ciudades, Santa Rosa y General Pico con un total de población de 102.860 y 56.795 habitantes respectivamente según el censo 2010. Por otra parte la organización del espacio se sustenta en una densa red vial, con una traza regular que sirve a los centros urbanos y población rural que se concentra en este espacio, como así también posibilitando una conexión con todo el país. Además de ser la región con mayor cantidad de población y caracterizada por la producción agropecuaria, cuenta con actividades agroindustriales, metalmecánica y de servicios comerciales, profesionales y educativos.

El espacio pastoril, localizado al oeste de dicha provincia se caracteriza por la ganadería extensiva de ovinos, caprinos y bovinos. Es un espacio de tránsito, con localizaciones de población puntuales y dispersas, con baja densidad de población. Las huellas y picadas son parte del paisaje de la región, con una traza irregular, comunicando los puestos, parajes y pequeñas localidades entre sí. Las rutas troncales, asfaltadas, sirven preferentemente para relacionar centros extra provinciales. Estos sistemas de parajes y localidades dispersas funcionan también como centro de servicios, de los cuales la cabecera es Santa Isabel, con un total de población de 2.526 habitantes. Los Ríos Salado – Chadileuvú y Atuel, bañados y meandros semi permanentes, caracteriza la variedad de paisajes y ecosistemas definiendo la complejidad territorial.

Por último, la región de la Ribera del Río Colorado comprende toda la franja de la provincia sobre la ribera norte del Río Colorado. Este río es aprovechado en la zona próxima a 25 de Mayo con centrales hidroeléctricas y agricultura intensiva bajo riego (horticultura, fruticultura, forestación y vid). En la zona sin influencia directa del río las actividades características son la ganadería extensiva, la explotación hidrocarburífera de gas y petróleo como así también la minería. La ciudad de 25 de Mayo cuenta con un total de población de 7.878 habitantes. Cabecera de esta región, la ciudad comprende un sector terciario desarrollado, con servicios educativos y de salud. Es de destacar la importancia que tiene el Ente Provincial del Río Colorado, debido a que es un organismo descentralizado que implementa proyectos productivos integrales de desarrollo local y microregional.

La necesidad de organizar el territorio desde una perspectiva integradora y multidimensional requiere por lo tanto de instrumentos políticos – territoriales que faciliten la puesta en marcha de proyectos de desarrollo y ordenamiento territorial dispuesto en la Ley Nº 2.461, de descentralización provincial. En función de dicha necesidad, se conformaron diez microrregiones dentro de la provincia. En este marco se identificaron los distintos sectores, actividades y complejos productivos prioritarios para cada una de ellas, para la ejecución de programas de desarrollo local y microrregional, como así también para constituirse como actores del desarrollo provincial contribuyendo así a la descentralización provincial.

Copyright © Gobierno de La Pampa - Todos los derechos reservados

Webmasters: Si desea hacernos alguna consulta o sugerencia sobre este sitio: Envíenos un mensaje

142 1

RioAtuelDesarrollo

ARRIBA